¿Por qué usar Gas Licuado de Petróleo?

| Más

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es una de las diferentes fuentes de energía de uso moderno. Tiene ventajas comparativas sobre otros combustibles:

Es de fácil Transporte
El GLP bajo presión y enfriamiento pasa a estado líquido. Esto permite transportarlo en garrafas, cilindros o a granel. El transporte terrestre se realiza en camiones de muy diversas características. Puede llegar rápidamente a cualquier lugar del país. No se deteriora con el paso del tiempo.


Es limpio
La llama de combustión del GLP es muy limpia y la emisión de gases con efecto invernadero es menor a cualquier otro combustible fósil cuando se mide en un ciclo de combustible total. No es tóxico. En casos de escape no contamina el suelo, ni el agua.


Está al alcance de todos
Por sus facilidades de transporte, almacenamiento, comercialización y uso está al alcance de todos en cualquier momento y lugar. Hay reservas de GLP para muchas décadas.



Es eficiente
Una alta proporción de la energía que contiene el GLP se convierte en calor. Puede ser hasta cinco veces más eficiente que los combustibles tradicionales, lo cual logra una menor pérdida de energía y un mejor aprovechamiento de este recurso no renovable de la naturaleza.


Es Conveniente
El GLP es una forma de energía con múltiples usos. Hay más de mil usos, desde cocinar, calefacción, aire acondicionado y transporte hasta aerosoles, encendedores hasta la antorcha de los juegos olímpicos.

Regresar al listado
Página 1 de 1