Cartilla para conductores

| Más

Esta “Cartilla para conductores de camiones-tanque destinados al transporte de gas licuado de petróleo (G. L. P.) a granel” que reproducimos textualmente, es del año 1987 y preparada por la Gerencia de Higiene y Seguridad de Gas del Estado. Era parte del material de capacitación para los choferes para que desarrollen su trabajo con eficiencia y seguridad.

El texto en sus aspectos técnicos, hoy día, aún tiene vigencia, por tal motivo CEGLA pone este material a disposición de la comunidad.

CONTENIDO

CAPÍTULO I: Conocimientos mínimos sobre gas licuado.

CAPÍTULO II: Características del tanque para G-L-P-

CAPÍTULO III: Requisitos que deben reunir los conductores de camiones-tanque destinados al transporte de G.L.P. a granel.

CAPÍTULO IV: Pautas para conductores de camiones tanque.

CAPÍTULO V: Procedimientos de seguridad a seguir durante la carga o descarga de G.L.P. de camiones-tanque.

CAPÍTULO VI: Procedimientos a seguir cuando se accidenta un camión-tanque destinado al transporte de G.L.P. a granel.

CAPÍTULO I

CONOCIMIENTOS MÍNIMOS SOBRE GAS LICUADO DE PETRÓLEO (GLP) (PROPANO – BUTANO)


1. ¿Cuáles son las fuentes de producción del gas licuado de petróleo?
Principalmente son dos: las refinerías de petróleo y por extracción del gas natural húmedo.

2. ¿Dónde están instaladas las principales refinerías en el país?
Luján de Cuyo (Mendoza); San Lorenzo (Santa Fe); Campo Durán (Salta); Plaza Huincul (Neuquen); La Plata – Campana – Dock Sud – Puerto Galván (Buenos Aires).

3. ¿Dónde están situados los yacimientos de gas natural?
En Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquen, Mendoza, Salta y Jujuy.

4. ¿Cómo se obtiene gas licuado del gas natural?
Procesando el gas natural húmedo en plantas de tratamiento, que le extraen por separado el propano, el butano y la gasolina.

5. ¿Dónde están ubicadas las plantas de tratamiento?
San Sebastián (Tierra del Fuego); Cañadón Seco y El Cóndor (Santa Cruz); General Cerri (Buenos Aires); Caimancito (Jujuy).

6. ¿Hay otras fuentes de obtención del gas licuado?
Sí, pero de poca significación, como por ejemplo las petroquímicas.

7. ¿Cómo está compuesto el gas licuado de petróleo?
Por cualquiera de los siguientes hidrocarburos, o una mezcla de ellos: propano, propileno, butanos y butilenos.

8. ¿Cómo y dónde se almacena el gas licuado de petróleo?
Bajo presión, en forma líquida, en tanques cilíndricos horizontales o esféricos; en otros casos, al estado líquido a muy baja presión por refrigeración, en recipientes con paredes de poco espesor.

9. ¿A presión atmosférica, a qué temperatura se mantiene líquido el gas licuado?
Cuando el propano está a una temperatura de 42,2 ºC bajo cero y el butano a 0,5 ºC bajo cero.

10. ¿Cómo se transporta el gas licuado?
Por medio de cañerías (propanoductos), camiones-tanque, vagones tanque y barcos gaseros.

11. ¿Qué pasa cuándo se libera el gas licuado?
El gas licuado al liberarse a la atmósfera, rápidamente pasa del estado líquido al gaseoso: un litro de líquido se transforma en 273 o 238 litros de gas, según se trate de propano o butano.

12. ¿Qué olor y color tiene el gas licuado?
El gas es inodoro, por ello se le agrega un odorizante de olor pestilente para facilitar su detección. Además es incoloro, pero al gasificarse condensa la humedad ambiente, de ahí el color blancuzco de los vapores.

13. ¿El gas licuado es más pesado que el aire?
Contrariamente al gas natural, el propano y el butano al estado gaseoso son más pesados que el aire:

Aire = 1
Propano = 1,5
Butano = 2

En consecuencia, estos gases se extienden a ras del suelo y a veces recorren distancias apreciables – especialmente cuando hay depresiones en el terreno y es favorecido por el viento -. Esa condición hace que tarde más en disiparse la nube de gas liberado.

14. ¿El gas licuado de petróleo es tóxico?
No es tóxico. Pero el escape de gas al desplazar el oxígeno, obliga al personal que inevitablemente debe actuar en la atmósfera de gas a utilizar equipos autónomos para respiración.
La sobreexposición puede provocar mareos, desorientación y excitación. El contacto con GLP líquido puede causar quemaduras por congelamiento.

15. ¿Cuándo el gas licuado de petróleo es explosivo?
Cuando la proporción está entre 1,5 a 9,5 partes de gas, en 100 partes de mezcla con aire, y entra en contacto con alguna llama o chispa.

16. ¿Debe apagarse un escape de gas inflamado, cuando no es posible bloquear la pérdida?
No. De apagarse el fuego, el escape de gas continuará y podría provocar una explosión, si entrara en contacto con alguna llama o chispa, con consecuencias más lamentables. Pero, cuando la pérdida inflamada actúe (efecto soplete) sobre las paredes de algún recipiente que contiene gas licuado, éste debe ser intensivamente refrigerado sobre todo en la zona de incidencia del fuego.

17. ¿Por qué es importante conocer las propiedades del gas licuado de petróleo?
Para poder operar con él sin riesgos, dentro de adecuados márgenes de seguridad.


CAPÍTULO II

CARACTERÍSTICAS DEL TANQUE PARA G.L.P.

Las condiciones ya expuestas en el capítulo anterior, en especial su carácter de inflamable, hacen que el gas licuado de petróleo deba ser tratado con sumo respeto e inteligencia.

El manejo adecuado de este producto, requiere una serie de normas que deben ser tenidas en cuenta en todo momento.

Las mismas son detalladas en los capítulos siguientes, debiendo los señores conductores compenetrarse de su contenido, para poder cumplir con su función dentro de adecuados márgenes de seguridad.

Los tanques destinados al transporte de gas licuado están especialmente diseñados para ese fin, con espesores de paredes que permiten contener producto a una presión de 17,15 bar (17,5 kg/cm2 ), pero que son ensayados a una presión mayor.

Estos recipientes disponen principalmente de:

a) Válvulas de seguridad calibradas para producir su apertura, cuando la presión interior llegue al valor de diseño (17,15 bar: 17,5 kg/cm2 ), liberando a la atmósfera vapores de gas licuado hasta que se alivia el exceso de presión.

b) Niveles de líquido (rotativo y fijos de máximo llenado).

c) Instrumentos de medida: manómetro (que indica la presión de la cámara de vapores interior) y termómetro (para la temperatura del líquido); algunas unidades poseen además medidor volumétrico para la entrega a usuarios.

d) Conexiones (como la del manómetro); cuentan con válvulas de exceso de flujo que automáticamente se bloquean cuando el caudal de producto que pasa - por una emergencia – sufre un incremento superior al de su diseño. Esta situación se presente, por ejemplo, en las conexiones de líquido y vapor, cuando se produce la rotura de la manguera utilizada para la transferencia.

Además, las salidas de líquido y vapor poseen válvulas manuales de bloqueo y también cuentan con válvulas de bloqueo automáticas, que permiten un accionamiento remoto o bien actúan por acción de la temperatura sobre un fusible.


Las características constructivas del recipiente y todos los accesorios mencionados, brindan los resguardos necesarios para una operación segura, siempre que la tarea se realice respetando las normas que más adelante se indican.

Para impedir que la estabilidad de los vehículos-tanque se vea afectada durante el transporte, los recipientes poseen en su interior divisiones parciales (rompeolas) que amortiguan los bruscos desplazamientos del líquido.

Para posibilitar la dilatación del líquido por efecto del calor, los tanques no se llenan completamente, sino tan sólo aproximadamente al 85 % de su capacidad total, mientras que el 15 % restante quedará ocupado por la masa gaseosa.

Cada cinco (5) años todo tanque destinado al transporte de gases licuados de petróleo es sometido, bajo la responsabilidad de personal técnico idóneo, a una detenida revisión y ensayos completos, y Gas del Estado solamente renueva su habilitación si las verificaciones y pruebas arrojan resultados satisfactorios.

CAPÍTULO III

REQUISITOS QUE DEBEN REUNIR LOS CONDUCTORES DE CAMIONES-TANQUE DESTINADOS AL TRANSPORTE DE GAS LICUADO A GRANEL

1. Documentación: Que debe disponer, actualizada y en buen estado, permanentemente en su poder, para presentarla cuando le sea solicitada:

1.1 Documentos personales.
1.2 Licencia de conductor para vehículos de carga, otorgada por autoridad competente para tal fin.
1.3 Constancia médica oficial que acredite aptitud física y psíquica adecuada para conducir camiones-tanque con cargas inflamables, con vigencia no superior a dos años.
Cuando probadamente no sea posible la constancia oficial, se podrá recurrir a la certificación de un ente médico privado de importancia rconocida, a satisfacción de Gas del Estado.
1.4 Certificado de idoneidad en extinción de incendios, expedido por la Dirección de Bomberos de la Policía Federal o, en el Interior, por organismo similar.
1.5 La prsente cartilla con conocimientos básicos, elaborada e impresa por Gas del Estado.
1.6 Registro donde se anotarán las actividades desarrolladas en el vehículo.

NOTA: Para iniciarse como conductor de camiones-tanque deberá presentarse certificado que acredite haber conducido vehículos con cargas pesadas durante por lo menos 1 año.

2. Conocimientos

2.1 Estudios primarios.
2.2 Además de los obvios conocimientos que hacen a la conducción de vehículos pesados, debed tener nociones detalladas y completas referidas a las características del gas licuado de petróleo (propano – butano) y su comportamiento en casos de fuga de producto, medidas a adoptar en emergencias, uso correcto de matafuegos, velocidades de marcha, estacionamiento, mantenimiento de la unidad, etc., temas que constituyen, precisamente, esta cartilla.

Es obligación y responsabilidad del propietario del tanque de la unidad, instruir al conductor del camión-tanque en los aspectos señalados y que éstos posean la debida idoneidad en la materia. Asimismo velará por la permanente vigencia de la documentación del conductor.


3. Obligaciones del conductor

3.1 Cumplir con todas las disposiciones nacionales, provinciales y municipales que reglamenten el tránsito de vehículos en calles y rutas del país.
3.2 Verificar permanentemente si la unidad a su cargo cuenta con todos los elementos operativos y de seguridad necesarios y en buenas condiciones (mangueras, herramientas, calzas, linterna a prueba de explosión, matafuegos, etc.).
3.3 Utilizar la vestimenta adecuada y los elementos de protección personal necesarios para su tarea, acorde a lo reglamentado por Gas del Estado.
3.4 Controlar permanentemente el estado de mantenimiento de la unidad (tanque, válvulas, conexiones, dispositivos de medición, puesta a tierra, funcionamiento del motor, cubiertas, frenos, tren rodante, plato y perno de enganche, luces, espejos, limpia parabrisas, calzas, balizas, paragolpes, arrestallamas, continuidad eléctrica, etc.).
3.5 Conocer las maniobras operativas para carga y descarga de GLP en planta, manteniéndose alerta junto a la unidad, durante el desarrollo de las mismas.
3.6 Cumplimentar lo establecido para casos de accidente, asegurándose la disponibilidad de números de teléfonos para avisar a Gas del Estado, Cuerpo de Bomberos, Policía, propietario de la unidad y empresa para auxilio mecánico y de izamiento.
3.7 Cumplir con todas las normas, disposiciones, recomendaciones y procedimientos que dicta Gas del Estado en la materia.

4. Obligaciones de Gas del Estado

4.1 Confeccionar la presente cartilla para que sea entregada a los conductores de cada camión-tanque, con conocimientos básicos sobre G.L.P., su forma de transportarlo, y cómo proceder en casos de emergencia y en las operaciones de carga y descarga de G.L.P.
4.2 Controlar que los conductores posean en regla la documentación mencionada en 1, mediante inspecciones de rutina no sujetas a plan previo.
4.3 En las citadas inspecciones, verificar si los conductores poseen los conocimientos descriptos en la cartilla (4.1.).
4.4 Intervenir en casos de accidentes, para supervisar y controlar que las medidas adoptadas por los responsables de la maniobra se ajusten a las disposiciones de seguridad que cada situación requiera. Además, intervendrá en las tareas posteriores para la reparación y rehabilitación de la unidad para el servicio.
4.5 Velar por el cumplimiento de las normas y reglamentaciones que posibiliten el transporte del gas licuado de petróleo en condiciones de seguridad.
4.6 Solicitar o disponer – según corresponda – el reemplazo, por otro que reúna la idoneidad correspondiente, del conductor que carezca de alguno de los requisitos exigibles (documentación, conocimientos contenidos en la “cartilla”, cometa anormalidades en el manejo u operación de la unidad, falta a la disciplina, etc.).

CAPÍTULO IV

PAUTAS PARA CONDUCTORES DE CAMIONES TANQUE


Los conductores de estos vehículos deben tener en cuenta las siguientes pautas:

FUMAR
Prohibición absoluta de fumar, en o cerca del vehículo tanque.

UTILIZACIÓN
El camión tanque no podrá ser destinado a otro uso que no sea el de transportar G.L.P.

CONDUCTOR AUTORIZADO
El vehículo deberá ser conducido por el conductor autorizado, no pudiendo delegar esta función bajo ningún concepto.

CALENTADORES
No podrá llevarse calentadores en el camión ni en el tanque.

EMPUJAR _ ARRASTRAR
No podrá empujar o arrastrar a otros vehículos que se encuentren detenidos en el camino.

ESTACIONAMIENTO
Los camiones tanque no deben estacionarse:

1) a distancias menores de 50 metros de otra unidad similar, ni más de dos por cuadra;
2) en pendientes pronunciadas, para evitar que las válvulas de seguridad queden vinculadas con la faz líquida del G.L.P.;
3) sin su correspondiente tractor conectado;
4) cerca de fuegos abiertos o lugares donde existan fuentes de calor artificial;
5) en lugares que no estén iluminados, en horas nocturnas. Cuando ello no sea posible, se dejarán las luces de posición encendidas o se colocarán delante y detrás de la unidad las correspondientes balizas reglamentarias, no admitiéndose las de llama abierta.

VELOCIDAD
Los conductores deberán respetar los límites máximos de velocidad establecidos por las leyes vigentes, que reglamentan el tránsito para los caminos y calles del país.
El tránsito en las curvas, las aceleraciones y el frenado, serán efectuados extremando las precauciones, en particular teniendo en cuenta el tipo de carga y las condiciones de la unidad que se conduce.

AUTOPISTAS _ RUTAS PRINCIPALES
Los vehículos deberán obligatoriamente utilizar autopistas o rutas principales y las vías de circunvalación de las poblaciones. Las unidades que obligatoriamente deban utilizar vías urbanas que estén sometidas a prohibiciones de circulación para los vehículos que transportan sustancias inflamables, deberán obtener de la autoridad competente la autorización correspondiente.

DESCANSO
Los conductores deberán disfrutar de un descanso diario ininterrumpido adecuado. El tiempo de conducción continuado no podrá ser superior a cuatro horas, salvo que la utilización de media hora más permita la llegada al punto de destino.
Si la conducción ha de prolongarse más de cuatro horas, deberá procederse a un descanso ininterrumpido de una hora que podrá ser sustituido por dos de treinta minutos a lo largo del recorrido. Durante este período de descanso, el conductor que lo disfrute no deberá efectuar ninguna actividad profesional que no sea, en su caso, la vigilancia del vehículo y de la carga. Nunca se superarán las 12 horas por día de trabajo.

DOS CONDUCTORES
Cuando el recorrido exija seis o más horas, o cuando las condiciones del camino constituyan un riesgo, el vehículo contará con dos conductores.

BEBIDAS ALCOHÓLICAS
Los conductores no podrán llevar ni ingerir bebidas alcohólicas durante el tiempo de conducción, ni en las seis horas que antecedan a la misma.

PERSONAS NO AUTORIZADAS
No se deberá transportar en la unidad a personas que no tengan ninguna relación con el servicio.

VEHÍCULOS CON PRODUCTO GASEOSO
Los vehículos tanque de G.L.P. que circulen vacíos (sin producto líquido, pero sí con vapor) tendrán el mismo tratamiento de seguridad que si estuviesen llenos.

REPARACIÓN
Para cualquier reparación en el tanque, solamente debe recurrirse a los talleres o fábricas habilitadas para tal fin por Gas del Estado, a quien deberá informarse de la novedad. Cuando la reparación tenga que efectuarse en la unidad tractora, deberá dejarse el tanque sin producto líquido en planta o en lugar apropiado habilitado por el municipio para este tipo de transporte.

REVISIÓN PERIÓDICA
El camión tanque debe cumplir la revisión periódica, tanto en lo concerniente a tanque y sistema de G.L.P., como en lo relativo al tractor y sus elementos constitutivos.

APROBACIÓN _ HABILITACIÓN
El vehículo que se utilice para transportar G.L.P. a granel, deberá ser previamente aprobado y habilitado por la Sociedad (Gas del Estado).

MODIFICACIONES
No podrá hacerse modificaciones en la parte correspondiente a G.L.P. sin la autorización de Gas del Estado (tanques, cañerías, válvulas, dispositivos y accesorios).

INSPECCIÓN
Gas el Estado inspeccionará las unidades para verificar que las mismas se encuentren en condiciones, en cualquier lugar y momento.

ACCIDENTE _ SINIESTRO
Todo camión tanque que haya sufrido un accidente o siniestro, aún sin consecuencias aparentes, deberá ser denunciado de inmediato ante Gas del Estado.

PASO A NIVEL
Al llegar a un paso a nivel el vehículo será detenido, y previa comprobación de que no se acerca ningún tren o locomotora, lo cruzará con precaución, a menos de 15 km por hora.

NOVEDADES EN EL TANQUE
La novedad de todo tanque que en cualquier etapa de uso muestre evidencias de abolladuras, rompeolas o cañerías internas sueltas, áreas corroídas, hendiduras, pérdida o cualquier daño menor, u otra condición que denote peligro para su uso normal, deberá ser informada a Gas del Estado.

FUERA DE SERVICIO
Todo tanque que hubiese estado fuera de servicio por un período de un año o más, no podrá operar sin haber sido previamente rehabilitado por Gas del Estado.

MANGUERAS
El camión tanque debe transitar con las mangueras de G.L.P. debidamente colocadas en sus tubos de transporte, para facilitar el trasvase a otro vehículo, en caso de un eventual accidente.

ENTRENAMIENTO
Los conductores deben estar adecuadamente entrenados para el manejo del vehículo y sus equipos accesorios.

CARACTERÍSTICAS DE G.L.P. _ ROLES DE EMERGENCIA
También deben conocer las principales características del G.L.P., la seguridad de su manipuleo y haber sido instruídos en roles de emergencia, para casos de accidentes con este producto.

CAJA DE VÁLVULAS
La caja de válvulas debe encontrarse siempre limpia y sin ningún elemento extraño, especialmente si es metálico o inflamable.

PÉRDIDAS
Antes de cualquier operación o viaje debe verificarse el perfecto estado de cierre de las válvulas del sistema, en su estado líquido y gaseoso.
Tampoco debe haber pérdidas en el dispositivo de medición.

MATAFUEGOS
Durante la carga o descarga deben encontrarse en sus lugares y en condiciones de usarse, los matafuegos reglamentarios. El conductor debe conocer el mantenimiento y utilización de esos elementos.

CONDICIONES DE TRANSITABILIDAD
Deben revisarse las condiciones de transitabilidad del camión tanque en su parte motriz, ya sea en los componentes mecánicos o eléctricos.

BALIZAS _ CALZAS _ LINTERNAS _ HERRAMIENTAS
Asimismo se deberá disponer de balizas, calzas y linternas de uso aprobado y herramientas adecuadas a las necesidades operativas.

PERNO _ PLATO DE ENGANCHE
Se debe prestar especial atención al estado del perno y plato de enganche, denunciando al personal especializado cualquier anomalía que detecte en ellos. Para la inspección (cada 10.000 km o mensualmente) se efectuará previamente limpieza a fondo con vapor.

CABINA DEL CONDUCTOR
Será funcional para asegurar un manejo sin fatiga.

CAPÍTULO V

PROCEDIMIENTO DE SEGURIDAD A SEGUIR DURANTE LA CARGA O DESCARGA DE G.L.P. DE CAMIONES TANQUE


Cada conductor de camión tanque deberá cumplir con las siguientes indicaciones al llegar a la planta.

1. El conductor deberá usar ropa de trabajo de algodón, evitando las que contengan fibras sintéticas.
2. Se colocará casco de seguridad y guantes protectores.
3. Al ingresar el vehículo a la planta deberá ser inspeccionado por una persona responsable; verificará la instalación eléctrica, instalación industrial, estado general del camión tanque, carga y mantenimiento de los extintores, calzas, etc.
El vehículo estará habilitado por Gas del Estado y el chofer tendrá la documentación especificada en el capítulo III (1.1 A 1.6.).
4. Se deberá colocar el arrestallamas construido de acuerdo a normas, y se inspeccionará todo el sistema de evacuación de gases desde el múltiple, para comprobar que no tenga roturas, fisuras, etc.
5. Estando en condiciones el vehículo, se permitirá su entrada a velocidad no superior a 5 km por hora.
6. Al llegar al lugar de carga o descarga, se estacionará el mismo a la distancia correspondiente de las bocas de conexión.
7. El vehículo se orientará hacia la salida de la planta, se detendrá la marcha del motor y se desconectará el circuito eléctrico. El motor del vehículo solamente podrá estar en marcha, cuando sea necesario para el funcionamiento de bombas o compresores incorporados al camión para su carga o descarga. Mientras el tanque se encuentre cargado, o cargando, o descargando, debe permanecer acoplado a la unidad tractora.
8. Se colocarán las calzas respectivas (separadas 5 cm aproximadamente de las ruedas del vehículo) para evitar el desplazamiento de la unidad.
9. Deberá conectarse a tierra el vehículo con la instalación correspondiente que a tal fin posee la planta, asegurándose que la misma se efectúe correctamente (conexiones bien apretadas sobre superficies limpias).
10. Se reforzará la dotación permanente de extintores de la zona con el matafuego propio del camión tanque, colocándolo preferentemente a favor del viento.
11. Se verificará el adecuado estado de mantenimiento (ausencia de tetones, ensanchamientos, fisuras, grietas, signos de destrucción localizada o desgaste en la capa externa) y el buen ajuste de las conexiones, en las mangueras para G.L.P.; cumplido lo cual, el operador de planta las conectará, evitando que las mismas queden tensionadas o torsionadas, como asimismo que pasen por debajo del camión a operar o de cualquier otro vehículo.
12. El personal a cargo del cargadero de camiones dará la orden de operar autorizando la apertura de válvulas, funcionamiento de bombas, compresor, etc.
13. Vigilarán la operación hasta finalizar, verificando especialmente el nivel de carga, personal de la planta y el chofer, quienes permanecerán en la zona de operación y del camión, respectivamente.
14. Una vez iniciada la operación, ésta no deberá interrumpirse salvo emergencias de riesgo.
15. El conductor de la unidad permanecerá al pie del camión con vista y atención a lo que ocurra en la zona, con los guantes y casco permanentemente colocados.
16. Durante las operaciones de carga y descarga se restringirán. Al mínimo indispensable, los venteos de control por los niveles (rotativos y fijos) de tanques móviles.
17. En caso de siniestro en planta, los conductores deberán acatar las instrucciones que imparta el personal que comanda las acciones, a fin de retirar los tanques móviles de la misma.
18. Terminada la carga o descarga, se desconectarán las mangueras – previa despresurización con los medios instalados para evitar venteo de producto – y la puesta a tierra, retirándose las calzas y ubicando nuevamente en el vehículo el matafuego correspondiente.
19. Se dará la orden de partida al chofer del camión, el cual verificará previamente la desconexión o retiro de los elementos señalados en el punto 18. En caso de escape de producto no se pondrá en marcha el vehículo hasta que se haya solucionado el problema y en el lugar no haya mezcla explosiva, constatándolo con un explosímetro.
20. El vehículo transitará por la planta hasta la salida a velocidad de 5 km/hora.
21. Retornará a la ruta con las máximas precauciones, dando prioridad de paso a otros vehículos si los hubiere.

NOTA: En los trabajos de conexión o desconexión de mangueras, de necesitarse por algún motivo herramientas, éstas serán del tipo antichispas. Los elementos de iluminación de emergencia que se utilicen en la zona, serán del tipo seguro contra explosión.

La inspección y control del cumplimiento de estas normas se realiza por la seguridad de la unidad y del personal actuante, por lo que se espera una amplia colaboración por parte de los conductores.

Si no se cumplen estas obligaciones de seguridad, no se autorizará la carga del camión tanque de G.L.P.

Tampoco se efectuará la operación durante una tormenta eléctrica, en casos de incendios en malezas, en zonas vecinas, etc., y por cualquier circunstancia que configure una situación de riesgo o peligro.
Si durante la descarga o carga se produce una tormenta eléctrica, se procederá a interrumpir la operación, desconectar mangueras y puesta a tierra, verificar ausencia de pérdidas de G.L.P. y el personal se retirará del lugar hacia las oficinas de planta.

Ante cualquier otra circunstancia de riesgo, se adoptarán las medidas que en cada caso se estimen pertinentes, tratando en la medida de lo posible de alejar el camión tanque del foco de peligro.

CAPÍTULO VI

PROCEDIMIENTOS A SEGUIR CUANDO SE ACCIDENTA UN CAMIÓN TANQUE DESTINADO AL TRANSPORTE DE G.L.P. A GRANEL


1. Si consideramos el hecho ocurrido y sus resultados, pueden presentarse los siguientes casos:
1) accidente sin vuelco y sin consecuencias para el recipiente y sus elementos accesorios (sufrió daños únicamente en el tractor);
2) accidente con probables deterioros en el tanque o accesorios, sin pérdida de producto;
3) accidente con pérdida de gas licuado.

En todos los casos, ocurrido el hecho se procederá a una inmediata y minuciosa revisión de las circunstancias que rodean al mismo a fin de evaluar la situación y proceder en consecuencia. En los casos 2 y 3, de inmediato se dará aviso al sector de Gas del Estado más próximo y se requerirá la cooperación de personal policial y bomberos de la zona para el cumplimiento de todas las medidas a tomar.

Recomendaciones a tener en cuenta ante un accidente

Considerando las alternativas mencionadas con anterioridad deberá procederse:

Caso 1-1) Accidente sin vuelco y sin consecuencias para el recipiente y sus elementos accesorios(sufrió daños únicamente el tractor). En el caso de los semirremolques, se retirará el tractor y reemplazará por otro adecuado, y se trasladará el tanque a la brevedad a la planta de origen o de destino (la más próxima) para una mejor revisión del tanque.
Si se hubiera producido fuego en el tractor, debe utilizarse rápidamente el matafuego que posee el camión. Descargado éste y no habiendo extinguido el fuego, debe recurrirse de inmediato a mantas, tierra, etc. De ser posible, se tratará de desenganchar el tractor alejándolo del tanque.

Salvo circunstancias de fuerza mayor, en ningún caso el conductor abandonará el camión-tanque o confiará su custodia a personas ajenas.

Caso 1-2) Accidentes con probables deterioros para el tanque o accesorios sin pérdida de producto.

Se tendrá en cuenta tres variables:

1-2-1) No hobo vuelco y la unidad está en condiciones de proseguir su marcha: Será trasladada con precauciones y a velocidad reducida a la planta más próxima, en lo posible seguida de otro vehículo, a fin de detectar cualquier anormalidad que pueda producirse durante el trayecto. Una vez en destino, se procederá a la inmediata descarga del producto, para luego efectuar la minuciosa y completa inspección del tanque y accesorios requerida por las normas vigentes para estos casos.

1-2-2) No hubo vuelco y el tren rodante del tanque no está en condiciones de marcha: Transferir – adoptando los recaudos necesarios en la operación – el producto del tanque accidentado a otra unidad y si fuera necesario quemar el remanente de gas licuado en chimenea apropiada. Recién entonces se implementarán las medidas que en cada caso corresponda para disponer el traslado del recipiente a un lugar adecuado para su revisión y acondicionamiento, respetando las normas que rigen en la materia.

1-2-3) Hubo vuelco: Se procederá a transferir el producto contenido en la forma indicada en 1-2-2). Una vez vacío, el tanque será vuelto a su posición normal, adoptando precauciones generales de seguridad para evitar nuevos daños al recipiente, empleando para ello adecuados elementos de izamiento. A continuación se procederá a su traslado en la forma y al lugar mencionado en 1-2-2).

Caso 1-3) Accidente con pérdida de gas licuado
1-3-1) Sin fuego:

Recomendaciones generales:

1-3-1-1) En caso de pérdida de producto, ocasionada por accidente, se procederá a alejar a todas las personas del área de la nube de gas, y si es necesario, se extenderá dicha medida al área que esté en la trayectoria seguida por dicha nube, eliminando simultáneamente todo foco de ignición. Se parará el motor y se desconectará el circuito eléctrico.

1-3-1-2) Se mantendrá a las personas a más de 300 m del lugar del accidente, excepción hecha de aquellas que deban operar para evitar un siniestro. Además, se interrumpirá el tránsito de vehículos en un radio de 300 m del vehículo accidentado.

1-3-1-3) Se tratará de cerrar u obturar el orificio por el cual se produce la pérdida, interrumpiendo el flujo de gas.

Si se logra el objetivo, se transferirá el producto contenido en el tanque accidentado a otro vehículo tanque en la forma descripta en 1-2-2). Si la pérdida continúa por la imposibilidad de bloquearla, se empleará agua pulverizada para dispersar el gas, haciendo atravesar con el chorro pulverizado la trayectoria del mismo. Los que manejan las mangueras no deberán entrar en la nube de gas, colocándose del lado del viento, como protección por si llegare a encenderse el mismo.

La bomba que suministra agua tendrá motor seguro contra explosión o estará ubicada en lugar alejado de la nube de gas, del lado del viento.

1-3-1-4) En caso que se pueda trasladar el vehículo, se efectuará dicha maniobra hasta llevarlo a un lugar que no implique peligro; el traslado no debe ocasionar averías, daños a válvulas o cañerías, y debe estar exento de peligrosidad.

1-3-1-5) Una vez vacío el recipiente de la unidad será inertizado para su posterior traslado a fin de someterlo a su revisión y acondicionamiento de acuerdo a normas.

Cualquier tarea (transferencia de producto, izamiento o traslado de la unidad, etc.), sólo se efectuará cuando se verifique ausencia de mezcla explosiva.

1-3-2) Con fuego:
Si el incendio es incipiente, se intentará extinguirlo por medio de matafuegos, anulando previamente la pérdida. El fuego no será apagado si no fuera posible bloquear el escape de gas; en este caso se procederá a:

1-3-2-1) Aplicar grandes cantidades de agua en todas las superficies expuestas al calor, para tratar de evitar la explosión del tanque con el consiguiente “BLEVE” (explosión de vapores que se expanden al hervir líquido).

El equipo que suministra e impulsa el agua estará ubicado lo más lejos posible del sitio del siniestro, para que no esté expuesto al mismo.

1-3-2-2) Simultáneamente, se solicitará que dentro de un radio mínimo de 300 m del lugar del accidente se evacúen todas las personas, cese el tránsito de vehículos, y sean apagados todos los fuegos. Se exceptuarán de las medidas señaladas, aquellos equipos y personal (policía, bomberos y defensa civil) que intervienen en el cumplimiento de todas las medidas a tomar durante el operativo. El personal interviniente será el mínimo necesario y desempeñará su labor con las debidas precauciones.

1-3-2-3) Si el incendio está controlado, se proseguirá con la aplicación de agua hasta que aquél se extinga, debido a la total consumición del gas.

1-3-2-4) Cuando el incendio sea incontrolable y el agua no sea suficiente para cumplir su función refrigeradora, siempre que se note un aumento en la presión o mayor volumen de fuego, se solicitará el alejamiento de todo el personal, incluidos los bomberos, a la distancia indicada en 1-3-2-2).

1-3-2-5) Una vez concluido el siniestro, la unidad será trasladada - con la debida autorización policial – a un lugar adecuado para su inspección y posterior reparación.

NOTA: Cuando el tanque accidentado esté cargado únicamente con vapores de gas licuado, el procedimiento a seguir será el mismo que se menciona para las distintas alternativas, exceptuando obviamente la transferencia de producto líquido a otra unidad.


2. De acuerdo a la titularidad de la unidad involucrada, se presenta las posibilidades que a continuación se indican:

1) Unidad perteneciente a Gas del Estado.
2) Tanque de la Sociedad y tractor contratado.
3) Vehículo totalmente privado.
4) Vehículo totalmente privado con producto de Gas del Estado.

L a responsabilidad en la adopción de las medidas que sea necesario arbitrar para conjurar el riesgo, corresponderá, en cada una de las posibilidades señaladas precedentemente, a:

1) Gas del Estado.
2) Gas del Estado y firma contratista (en forma conjunta).
3) Firma privada.
4) Gas del Estado y firma contratista (en forma conjunta).

L a concurrencia del representante de Gas del Estado (preferentemente perteneciente a las delegaciones zonales de Higiene y Seguridad) tiene como misión la de supervisar y controlar la forma en que la tarea se lleva a cabo, estando facultado para hacer variar la misma cuando involucre riesgos que puedan alterar la seguridad de la operación, para lo cual podrá recurrir a la fuerza pública si lo cree necesario.

Para la posibilidad indicada más arriba en 2.2), además de lo aquí señalado, la firma contratista deberá cumplimentar también lo mencionado en el respectivo contrato para casos de siniestros.

3. Como elemento para determinar probables causas de accidentes, es conveniente equipar a los vehículos-tanque que transporta G.L.P. con un aparato de control que claramente exprese la velocidad instantánea, el tiempo de marcha y paradas, las distancias recorridas y relevos en la conducción.

Hasta tanto se cuente con dicho dispositivo de control, se dispondrá de un registro donde se anotarán horas y kilometrajes en forma detallada, mencionando todas las actividades desarrolladas con el vehículo, a fin de poder determinar los aspectos señalados en el párrafo anterior. Dicho registro deberá encontrarse permanentemente actualizado. El del día, en el vehículo y los anteriores en poder del propietario del tanque, todos a disposición de Gas del Estado y de cualquier otro organismo que pueda tener competencia en la materia.

NOTA: Gas del Estado podrá modificar y/o adecuar las condiciones y exigencias indicadas en la presente cartilla, en los contratos que celebra para la movilización de su producto.